Facebook Twitter Google +1     Admin

Bandas sonoras

Menos mal que está Pedro Guerra para acompañarme en este día gris en el que me he quedado castigada en casa para arreglar mis asuntos pendientes con Hacienda.

Con la música suelo funcionar a modo de bucle, cuando cojo un disco no lo suelto hasta que me harta y dejan de emocionarme sus canciones, y sospecho que Pedro Guerra tardará en cansarme. No sólo estoy deslumbrada por la poesía de sus letras, sino porque no puedo evitar sorprenderme a cada frase y admirar cómo utiliza la voz, cómo susurra, cómo enfatiza para dar más brillo a una frase en concreto, cómo puede quebrar la voz hasta conseguir que te duela escuchar esa palabra.

Cada etapa significativa de mi vida ha tenido una banda sonora que he escuchado insistentemente, a veces incluso a modo de terapia. Como cuando me prohibí escuchar música lenta que invitara a la reflexión (yo, que soy de cantautores) y conseguí rallar el disco de los Delincuentes. O como cuando descubrí, en el momento más oportuno, a Mamá Ladilla, y su canción sobre las "bombas nucleares que están cogiendo polvo" y la que aboga por que "se mueran todos los que no son yo" se convirtieron en una suerte de amuleto para los días terribles, un escudo contra los desmaravilladores que me provocaba inevitablemente la risa que descargaba tensiones.

Martes, 19 de Enero de 2010 22:48 Elena #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

entretanto

Autor: alguien que leyó lo que ponía por aquí

Poder reconfortante de la música... de las palabras y de las cosas que se cuentan, en ocasiones bonitas,y en ocasiones "como son".... ¡a la mierda los que no son yo!...Que haya más días de Pedro Guerra, días de esos en los que dejes que la paz y serenidad que él transmite... te inunden por dentro!

Fecha: 20/01/2010 00:25.


Autor: Javier V.

Me he dado una vuelta por el blog y me ha encantado. Me dejaré caer a partir de ahora. Enhorabuena.

Fecha: 20/01/2010 19:53.


gravatar.comAutor: David Fergar

La música es una parte fundamental de la vida. Tengo un recuerdo imborrable de un concierto de Pedro Guerra en el Patio Herreriano de Valladolid. Él sólo a la guitarra y en ocasiones con su hermana al chelo. Genial, parecía que te cantara al oido. Le volvería a ver un par de años después en el polideportívo Pisuerga, con toda una banda, y no fue lo mismo. Perdió esa magia. Y ahora, viviendo en noruega, me estoy perdiendo un poco lo nuevo. Pero hoy me llegó una invitación a Spotify, lo estoy descubriendo y es increible. Toda la musica del mundo al instante y gratis... y legal!! Este es el futuro de la musica!!
La banda sonora de mi vida está compuesta mayoritariamente por Joaquin Sabina, para lo bueno y para lo malo. Tu sabes

Fecha: 20/01/2010 22:17.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris