Facebook Twitter Google +1     Admin

“Mientras busco a mi media naranja voy comiendo mandarinas”

20100202020638-naranja.jpg

Juro que no me pagan comisión, ha sido una casualidad que hoy me haya enterado de que se ha creado un grupo en Facebook de los que van comiendo mandarinas mientras buscan a su media naranja. El grupo no es nada desdeñable: hay más de 200.000 personas que se reconocen mandarinas a lo largo y ancho del mundo. Y me ha hecho gracia, quién no ha sido mandarina alguna vez, y no sólo para entretener la búsqueda de la media naranja, sino porque a veces es una sola mandarina lo que quieres.

Yo creo en los efectos beneficiosos que tienen las mandarinas, del mismo modo que creo en los efectos nocivos que puede provocar la búsqueda de la media naranja. Porque yo no creo en las medias naranjas y mucho menos en la existencia de una única media naranja que nos completa. Yo creo en las naranjas enteras, creo que todos somos (deberíamos ser) naranjas completas.

Si no estoy de acuerdo con la búsqueda de una media naranja es porque me parece que eso implicaría renunciar a la mitad de mí misma, no percibirme como una persona completa si no es en compañía de la otra persona. No quiero decir que nunca lo haya pensado, ni que nunca haya creído que la he encontrado, por supuesto que sí. Pero estoy racionalmente en contra de las medias naranjas, porque me parece que es lo mismo que darles la razón a todos los que, si dices que no tienes pareja:

a) te miran con pena

b) creen que eres homosexual y no te atreves a reconocerlo

c) piensan que has fracasado en la vida

Por eso me parece dañino creer que sólo estaremos completos, que sólo seremos felices, con esa otra media naranja, porque cuando confiamos en su aparición de entre la multitud, estamos depositando nuestra felicidad en esa otra mitad que está fuera de nosotros.

Yo creo en el amor que ilumina, que todo lo inunda, en el amor que te desborda, en un amor que añade para sumar, no en un amor que sirva para rellenar huecos. No creo que tenga que venir nadie de fuera a darte las cosas que te faltan, es un error buscar la felicidad en los otros, hacer que nuestra felicidad dependa de otros, porque además si no estás feliz contigo misma probablemente tampoco eres capaz de la entrega y la generosidad que precisa el amor.

 

En lo que yo creo es en las naranjas completas que ruedan a la par. En la pareja de naranjas distintas que en medio del camino, afortunadamente, se buscan, se encuentran y deciden avanzar juntas acompasando su paso, porque siempre es mejor la vida compartida.

 

Martes, 02 de Febrero de 2010 01:30 Elena #. De Príncipes y Princesas

Comentarios » Ir a formulario

entretanto

Autor: Alguien que leyó lo que ponía por aquí...

Probablemente, si no sabemos estar solos, si no sabemos disfrutar de la compañía de nosotros mismos, no seremos capaces de hacerlo plenamente con otra persona. Yo tampoco creo en la suma de la mitad y mitad, tampoco en la resta cuando una de las mitades se cae. Creo en personas que se entienden, se comunican, se divierten y se respetan. Supongo que naranjas como esas habrá más de una, ¿no?

Fecha: 02/02/2010 14:39.


gravatar.comAutor: - J -

Esto es algo parecido a una prueba que nos hacía una profesora de psicología que tuve el placer de sufrir. A las personas que tenían parejas les pedía que, dibujando dos círculos, representasen como creían que era su relación. Hubo gente que dibujó un círculo sobre otro, algunos los colocaron uno al lado del otro, etc. La respuesta "correcta", la contraria a la de las "medias naranjas", era en la que los círculos son completamente independientes pero, a su vez, comparten una pequeña parte en común.

Fecha: 03/02/2010 00:02.


gravatar.comAutor: Ana Cano. Espigadora de momentos

Yo tampoco creo en las medias naranjas. Creo en las naranjas completas que un día deciden compartir sus vidas. Por esto, cuando pregunto a alguien que comparte con media o naranja completa, si le apetece por ejemplo venirse a un concierto, me vuelvo un poco loca porque no sé cómo he de preguntar ¿Os…te…os… te….os…apetece? Vente, veniros, puede ser divertido.

No me gusta ver, que aún no me sale de forma automática separar a estas naranjas para valorarlas de forma independiente, completa y autónoma, cuando al encontrarme como respuesta “A mí sí que me gusta pero a María no le apetece” no soy capaz de vivir mi presente continuando la conversación con la pregunta que ideológicamente para mí sería imperativa “Y a ti, ¿te apetece?” para después así, relajarme por saber, que a partir de aquí, la nueva respuesta ya no importa porque que yo ya he hecho mi trabajo.

Me consuelo pensando que tal vez sea por esa inercia que me mantiene aletargada cuando nado en la corriente, por esa manía de introspección que me enseñó mi querida Alicia mientras jugábamos a una partida de naipes, o tal vez sea, por ese orden tan marcado que rige al mundo y del cual a veces es tan difícil salir.

De pronto me interrumpo con el lema que robé hace apenas dos días*. Lo repito y me alegro al hacerlo, aunque reconozco que preferiría ser consciente de mi propia esencia en el momento justo, no cuando han pasado tantas horas que incluso el pobre calendario olvida donde se encuentra. Porque yo, soy de las personas que piensa que la vida tiene caducidad y sé que de momento tendré que conformarme con vivir los momentos caducados, al fin y al cabo, es mejor que morir de hambre.

Espigadora de momentos, sonrío y me acuerdo que tengo en el coche unos cuantos kilos de patatas para entregar.

Espigadora de momentos y la vida se caduca…
Llama mi madre a casa “Ana, tu tía Águeda ya no está”
Pongamos a todo esto punto y final.









* “solo los peces muertos nadan con la corriente” David Fergar

Fecha: 08/02/2010 23:20.


Autor: Daniela

Hola! :)
Buscando en google una cita de obra de teatro increíble que acabo de ir a ver, me topé con tu blog.
Leí este archivo tuyo y dije "wow! ella debería ir a ver esta obra!".
No sé cómo saber si eres de Chile, de Santiago, pero si tienes la oportunidad, te recomiendo con demasiadas ganas que vayas a verla. Se llama "Diario de Naranjas" y la pondrán en escena hasta el 10 de septiembre.
Esta es la página del evento en facebook: http://www.facebook.com/event.php?eid=111968672190843&ref=mf
Trata justamente de lo que publicaste y es muy, muy buena! :)
Que estés muy bien!

Daniela.

Fecha: 04/09/2010 07:15.


Autor: Elena

Hola Daniela! Me encantaría ir a verla, pero no va a ser posible... ¡vivo en Madrid! Aún así, estaré atenta por si estrenaran una versión parecida por aquí... En cualquier caso, muchas gracias por la recomendación y por molestarte en escribirme, un placer que te hayas pasado por mi blog!!
Un abrazo
Elena

Fecha: 08/09/2010 13:32.


gravatar.comAutor: Isabella

Bueno eso es bastante literal, mi primera impresión del artículo concordó contigo. Pero tal vez si nos ponemos a analizar un poquito mas y buscamos el punto al que queria llegar la persona que invento lo de "la media naranja", podria decirse que quizas se refiere a la relación dinámica aquella donde dos personalidades encajan y se complementan. Aún asi desde tu punto de vista con el hecho de que la sociedad se sienta incompleta por no tener a una persona que no solo la creen cualquier persona sino "La Persona", estoy de acuerdo contigo. A mi parecer vinimos solos al mundo y solo necesitamos estar bien con nosotros mismos, ser capaces de ser feliz sin dependencias para despues amar a otra persona. ;) Muy buen artículo.

Fecha: 28/12/2010 07:54.


gravatar.comAutor: david

Hola somos los creadores de la fan page en Facebook. Solamente queríamos agradecerte el comentario y que realmente cada vez somos más mandarinas en el mundo (ahora ya 360.000) y seguimos creciendo. Además hemos creado una web donde aprovechando que somos tantos, ofrecemos regalos, concursos y descuentos para todos los del grupo.
Gracias

Fecha: 28/12/2010 17:04.


gravatar.comAutor: Iratxe

Yo no podria haberlo explicado mejor, y eso que estoy cansada de explicarlo....
Naranjas enteras e imperfectas que caminan juntas sin otro motivo que el de que se quieren( casi nada...)
Felicidades por tu blog, me ha gustado mucho.

Fecha: 28/12/2010 17:51.


gravatar.comAutor: Elena

Gracias Isabella e Iratxe por vuestras aportaciones!! Me gusta esa justificación de lo de las medias naranjas, si se refiere a dos personalidades que encajan... pero es importante que nos sintamos naranjas enteras y felices para poder hacer felices a los demás... suerte en vuestra búsqueda!!

Fecha: 28/12/2010 20:34.


gravatar.comAutor: Iratxe

Hola Elena, yo no justifico la media naranja...todo lo contrario, siempre hablo de naranjas enteras, quizas hayas interpretado mal el termino naranja entera e "imperfecta" ??
Es importante no solo sentirse como una naranja entera, sino que además no pasa nada por ser imperfecta, es mas, deberiamos reveindicar con mucha fuerza la imperfeccion, nuestra imperfeccion, pero ese es otro tema. Lo dicho, aclarar que yo no creo en las medias naranjas sino en naranjas enteras e imperfectas a las que queremos.
Te sigo leyendo.

Fecha: 28/12/2010 21:52.


gravatar.comAutor: Elena

Totalmente de acuerdo contigo, Iratxe, en en que somos naranjas completas y por supuesto imperfectas, cuanto antes lo asumamos mejor, porque muchos de nuestros disgustos vienen porque andamos buscando y reclamando una perfección inexistente e imposible en nosotros y en el otro.
Yo solo quería decir, al hilo de lo que comentaba Isabella, que espero que el que se inventó lo de las medias naranjas quisiera referirse al sentido metafórico de dos personas distintas que encajan... pero es igual, la expresión de la media naranja hace mucho daño, tenemos que esforzarnos por sentirnos y querernos como naranjas completas...
Gracias por estar ahí

Fecha: 28/12/2010 22:10.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris