Facebook Twitter Google +1     Admin

Aquéllo sí que era llover

20100314182337-lluvia-en-burkina.jpg

En Burkina Faso, la vida se paraliza mientras llueve. La lluvia no da tregua; una vez que el agua empieza a caer, en cuestión de minutos están todas las calles inundadas, corren los ríos de barro y el ruido del viento y del agua en los tejados de aluminio es tan intenso que no te deja ni escuchar a quien está a tu lado. Claro que en cuanto amaina la vida recobra rápidamente su pulso, salen los niños a los patios, vuelven las mujeres a extender su trapo sobre el barro para vender verduras y todo el mundo está ya en la calle para vivir la vida.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris