Facebook Twitter Google +1     Admin

Que la realidad no corrija la imaginación

20101025011806-cabana-azucar.jpg

Me dice un amigo que está en Canadá de vacaciones que las famosas casas de azúcar que ha ido a visitar, contra todo pronóstico, no están construidas a base de terroncitos de azúcar, sino que el nombre se debe a que en ellas se fabrica el jarabe de arce. Por qué tendría que decírmelo. Es como desmentir que las nubes tienen formas de elefantes o de cocodrilos.

Sábado, 23 de Octubre de 2010 17:52 Elena #. Divertimentos

Comentarios » Ir a formulario

entretanto

gravatar.comAutor: Tali

Mi querida Elena,

tan topico como cierto es decirte aquello de 'nada mas lejos de mi intencion' que dañarte la fantasia. Lo cierto es que, estudiado el caso, he conseguido saber que todo se debio a una terrible equivocacion, mas bien a una falta de entendimiento entre mi agencia de viajes, el guia que me idem por Canada y yo mismo. Al parecer, y entono el mea culpa por fiarme a ciegas del programa de viaje que me dieron en España e ignorar las palabras que iba diciendo mi guia, cuando creia estar ante una cabaña de azucar lo que estaba visitando era en realidad lo que aqui llaman Cabañas En Las Que Se Fabrica Jarabe de Arce. Preguntado sobre este asunto, un señor de rasgos asiaticos al que he parado por la calle, me ha asegurado que en estas fechas es imposible visitar las cabañas de azucar, porque todavia no se han construido. Y me explico: los osos de los bosques de Quebec inician la construccion de estas cabañas, realmente terron a terron, a mediados de noviembre. El objetivo es tener un lugar en el que invernar al abrigo de la nieve, dado que la caprichosa geologia ha salpicado todo el pais de grandes lagos, pero se olvido de dotarlo de cuevas. Se cree que los osos encontraron esta solucion de crear sus propios refugios a mediados del siglo XV. Y donde estan entonces las cabañas que construyeron el ultimo noviembre? La explicacion es tan simple como empalagosa. Conocido es el espiritu goloso de los ursidos, tan potente que, si tienen oportunidad, ni durmiendo renuncian a el. Asi que durante su larga siesta invernal, entre sueño y sueño van dando inconscientes lenguetadas a las paredes, que poco a poco se van disolviendo, hasta que las primeras lluvias de primavera se llevan los ultimos posos/cimientos. Como digo, segun me explico este señor de rasgos asiaticos, anciano para mas señas -dato aparentemente no esencial, si no fuera porque la coincidencia de ambas caracteristicas le hacen digno de toda credibilidad, la construccion de estas cabañas de azucar empieza a mediados de noviembre, para evitar las lluvias de octubre, mes que los osos dedican a la recoleccion del azucar.
Lo cierto es que esta explicacion, y ciertamente caigo ahora en ello, me ayuda tambien a entender el extraño comportamiento de un oso que hoy me encontre en un Starbucks del centro de Montreal -situacion hasta ahi nada anormal-, que no se separaba de la zona de autoservicio de cucharillas, moca y azucar, y miraba constantemente el techo, con las manos a su espalda, mientras silbaba el himno de Canada.

Fecha: 25/10/2010 04:08.


Autor: Elena

jajajajaja!! Eres el más grande, Iván!! Espero ansiosa una foto del anciano de rasgos asiáticos y por supuesto, del oso que silbaba el himno de Canadá!!

Fecha: 25/10/2010 13:16.


Autor: Alf

Mucho mejor esta historia!

Fecha: 31/10/2010 14:47.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris