Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2015.

Que no te vendan amor sin espinas

20151013030223-rinoceronte.jpg

Dicen que los rinocerontes están emparentados con los unicornios. El rinoceronte sería el primo feo, podríamos decir. Más gordo, más torpe, definitivamente más feo... pero es el que está aquí. Allá el unicornio en su mundo mágico, cabalgando entre las flores, saltando de nube en nube, dejando con su trote destellos de luz.

 

Al rinoceronte le decimos: mira tu primo qué guapo, qué atlético, qué grácil, qué alegre... pero es fácil ser todo eso en un mundo de fantasía. Baja al unicornio a este planeta, y se convierte en un rinoceronte. Hay que tener cuatro patas gruesas para pisar el barro de este mundo real.

 

A veces el rinoceronte no puede con el peso de las comparaciones y se esfuerza por adelgazar. Pero escucha, nunca serás un unicornio. Eres así de feo. Eres hermoso. Nadie puede cabalgar entre las nubes. Bájate de la cinta, chapotea alegre entre nosotros. Necesitamos al unicornio para colorear nuestros sueños y al rinoceronte aquí para avanzar.

Tiene que hacerse de noche para ver las estrellas

Hoy no me ha pasado nada catastrófico

es solo que el día ha estado como mi ánimo

turbio gris y encapotado

desde buena mañana amenazando lluvia

pero no he llegado a meter los pies

en ningún charco

 

No es que haya discutido con nadie

No he tenido un mal día en el trabajo

Han tocado a mi puerta recuerdos tristes

pero no han venido montando escándalo

 

Este lunes pasará inadvertido

entre muchos más

negros y blancos

Pero no me ha gustado nada este día,

que me den otro,

quiero quitármelo

aunque tenga que esperar a mañana

para disfrutarlo.

27/10/2015 02:42 Elena #. Cotidiano No hay comentarios. Comentar.


Así es como se conceden los deseos

A veces es cuestión solo de pedir las cosas en voz alta. No siempre vas a ser escuchado, pero la probabilidad es más alta que quedarte esperando a que el otro proponga / intuya / sienta / adivine lo mismo que tú estás pensando.

Así es como se conceden los deseos: primero hay que manifestarlos. Si no te atreves a decir lo que quieres, el Universo (o el otro) no va a estar jugando a las adivinanzas. Pide con todo lujo de detalles. Hay cosas que son imposibles. Pero hay muchas más que no intentamos.

Si quieres un beso, pídelo o dalo. Ponte en marcha si quieres un cambio. Desenreda ese malentendido nombrándolo. Creemos que están fuera los límites que nosotros mismos nos marcamos, que es culpa de la lluvia nuestro estado de ánimo. Pero anda que no hay días tristes soleados y días felices chapoteando.

Así conseguí yo ayer sacudirme ese día raro y haber tenido hoy un día luminoso aunque el cielo estuviera igual de encapotado. Como decía Cortázar en 'Las babas del diablo': Lo mejor es dejarse de pudores y contar, porque al fin y al cabo nadie se avergüenza de respirar o de ponerse los zapatos; son cosas que se hacen, y cuando pasa algo raro, cuando dentro del zapato encontramos una araña o al respirar se siente como un vidrio roto, entonces hay que contar lo que pasa... Siempre contarlo, siempre quitarse esa cosquilla molesta del estómago.

 

28/10/2015 03:09 Elena #. Cotidiano Hay 1 comentario.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris